La pasión por el Evangelio de los jóvenes cristianos iraníes
28/09/2017 20:56 em Iglesia Perseguida

La pasión por el Evangelio de los jóvenes cristianos iraníes Pese a que la Biblia es ilegal y las reuniones de jóvenes están prohibidas, muchos jóvenes siguen teniendo encuentros profundos con Cristo.

La juventud en Irán está perdiendo el interés en el islam. Y, pese a que la Biblia es ilegal y las reuniones de jóvenes están prohibidas, muchos jóvenes siguen teniendo encuentros profundos con Cristo. Hace poco, un grupo de jóvenes iraníes recién convertidos se reunió en absoluto secreto para compartir sus experiencias, recibir discipulado, pero sobre todo para alabar juntos al Señor. ¿Cómo es eso de ser joven y cristiano en Irán hoy en día? Nos lo cuenta un compañero de Puertas Abiertas que estuvo presente en esta reunión.  

Destinados a vivir su fe en solitario Va cayendo la tarde en el hotel en el que nos encontramos. Un grupo de jóvenes con vaqueros y zapatillas de deporte de colores llamativos se sienta alrededor de una mesa. Ya han terminado la comida, pero la conversación continúa. Marjan*, de 23 años, comenta los problemas a los que se enfrenta en su vida diaria como cristiana en una ciudad estrictamente musulmana. Los otros intervienen, algunos con sus propias experiencias, otros con respuestas a las preguntas de Marjan. Estar así sentados, juntos, compartiendo sus vidas como cristianos con compañeros, es raro e incluso nuevo para los jóvenes que hoy se sientan alrededor de la mesa. Viven en Irán, donde las autoridades hacen casi imposible que los grupos de jóvenes cristianos existan. “¿Quién soy?” y “¿cómo vivir mi vida como joven cristiano?” son preguntas que los creyentes jóvenes de todo el mundo se preguntan, pero que para los jóvenes cristianos iraníes resulta a menudo imposible debatir cara a cara con sus compañeros. No pueden conseguir libros cristianos y a veces no tienen ni una Biblia propia. Aref*, de 25 años, comparte cómo su discipulado fue interrumpido cuando su líder fue arrestado.

Aquí, en este lugar seguro para reunirse, hay dos maestros dándoles un curso de discipulado sobre estos temas. Nagmeh*, una joven de 22 años con un corazón por el cuidado pastoral, toma apuntes con fervor durante las sesiones de formación. “Mi vida espiritual iba cuesta abajo antes de venir aquí, pero esta conferencia me ha inspirado para servir al Señor con pasión otra vez”. Es la única que cuenta con un grupo de jóvenes en su hogar. Tras la conferencia regresará a Irán para compartir las valiosas lecciones que ha aprendido esta semana junto a otros jóvenes creyentes. Señala sus apuntes y dice: “quiero compartir todo lo que he aprendido con los demás jóvenes de mi comunidad”.  

Alabando en libertad, al menos por un tiempo A la vista está que los jóvenes disfrutan de estar en compañía de otros que viven su misma situación. Comparten las alegrías de la vida y también las tristezas. La persecución, la discriminación e incluso la violencia a las que se enfrentan cada día. Pese a los desafíos, tienen gran sed del Señor. Quieren ser luz para el mundo. Y eso es algo que también comparten, algo con lo que quieren inspirarse unos a otros.

Leer más: http://protestantedigital.com/magacin/43068/La_pasion_por_el_Evangelio_de_los_jovenes_cristianos_iranies_

COMENTÁRIOS